Opinión

Prólogo

Entre medidas preventivas y arreglos de última hora y acomodos incómodos y carreras, el mundo